Apuesta responsable

Apuestas responsables online

¿Qué es el juego responsable?

Exactamente lo que dice en la lata. El juego es una de las cosas más emocionantes que puede hacer y, por lo tanto, no es de extrañar que incluso las personas de voluntad fuerte a veces no saben cuándo detenerse. A veces necesitamos a alguien que nos ayude a controlar nuestras apuestas para que podamos hacerlo de manera responsable y aún así disfrutar del proceso. Esto es exactamente para lo que está diseñada la ley, no para impedirnos apostar por completo, sino para asegurarnos de que lo hacemos de una manera controlada y crucialmente divertida.

A pesar de lo que muchos piensan, el objetivo de las casas de apuestas no es enjuagarnos hasta el último centavo. Es mucho mejor para un corredor de apuestas ayudarlo a apostar de manera responsable y asequible, de esta manera puede seguir apostando durante años. Lo disfrutarás más y, a la larga, ganarán más.

¿Qué hacen los sitios de apuestas para ayudar a apostar responsablemente?

Los corredores de apuestas hacen mucho además de la autoexclusión para ayudar a los apostadores a jugar de manera responsable. Los corredores de apuestas lo pasan mal por parte de ciertos sectores por temas como terminales de apuestas en las tiendas y otros factores que se supone que están arruinando la sociedad.

¿Qué más puedo hacer para ayudarme a realizar un seguimiento de mis apuestas?

Auto evaluación

Sea franco consigo mismo, o si le preocupa alguien más, hágale algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Utiliza el juego como mecanismo de escape? ¿Juega siguiendo discusiones u otras decepciones?
  • ¿Sientes desesperación, desesperación o depresión cuando te quedas sin dinero y necesitas volver a apostar lo antes posible?
  • ¿Apuesta hasta el último centavo, incluso a costa de alimentos, facturas y artículos básicos?
  • ¿Miente a los demás sobre su juego o sus pérdidas?
  • ¿Su juego está causando problemas en sus relaciones personales?
  • ¿Persigue sus apuestas tratando de recuperar sus pérdidas?
  • ¿El juego le hace sentir deprimido o incluso suicida?
  • ¿Reconoces una adicción? ¿Se siente retraído si no ha realizado una apuesta recientemente?